Son tres páginas... Una mierda :v pero es lo que pude escribir de éste fanfic. Me encantaría actualizarlo seguido, pero no tengo ideas. Estoy como ése meme donde a la chica se le ocurren ideas nuevas y escribe nuevos fanfics pero no termina los que ya tiene :v por eso y no escribo nuevos, los que hay y nada más.
Lamento hacerles esperar tanto, es una falta de respeto hacia ustedes -_-


La cena era tranquila y agradable. Asuntos de negocios no faltaban en la mesa, pero la ausencia de alguien comenzaba a fastidiar a uno de los invitados.
-Ah, Ryosuke está en un viaje con unos amigos -se apresuró en decir la señora Yamada. El chico sonrió amablemente ante la información de su ausencia, pero aún así el nombrado debería estar ahí.

-¿Cuándo regresará?

-En un par de semanas más, pero si deseas puedes ir a donde se encuentra -Dijo esta vez el padre de Ryusuke ante la ansiedad de su invitado.

-No -La tensión se ejerció en su mano- Le esperaré aquí. No quisiera arruinar su viaje -con radiante sonrisa agradó al jefe de familia, causando agradables risas antes de continuar con la cena.

---


El insistente golpe en su puerta aumentaba aquel dolor en su cabeza, frunciendo el ceño. Se levantó con pereza. Casi no había podido dormir, sentía sus ojos hinchados y lo más seguro es que así estuviesen. Ahora no deseaba ver a nadie, menos a Ryosuke y a Kei.
Miró la puerta y con fastidio se acercó al notar que el seguro seguía ahí. Caminó intentando no tropezar con las cosas tiradas en el piso.

La pesadez en su pecho se fue al abrir la puerta y notar que no era Ryosuke quién deseaba verle, sino su pequeño hermano, Ryutaro.

-Buenos días, Nakajima -saludó, recibiendo un suspiro en respuesta. Ya había notado que las cosas entre Nakajima y su hermano no iban bien, pero no sabía a quién más preguntarle- ¿Has visto a mi hermano? -Yuto frunció el ceño ante la pregunta, inquietando al menor.

-En su habitación, supongo -La mirada de Ryutaro le afirmó que así no era, preparando su garganta para decir lo siguiente- Con Kei... entonces -Pero el alivio que sintió en su pecho no pudo negarlo cuando Ryutaro le afirmó que tampoco estaba con él.

-Nadie lo ha visto desde anoche y temo que haya vuelto hacerlo -susurró las últimas palabras, dejando confuso al mayor al no entenderlas, pero cuando pretendía preguntar Ryutaro le dedicó una sonrisa, queriendo que no se preocupara- Supongo que regresó por su cuenta -se notó algo ofendido ya que no le había avisado.

Si estaba preocupado de su paradero no tenía por qué demostrarlo, después de todo Yamada Ryosuke ya no estaría incluido en su vida, no después del beso con su primo. Había soportado tantas cosas por él, que esto solo desmoronaba todo.

---




Hubiese deseado no regresar y arreglar las cosas con Yuto, pero el saber que él estaba en Japón lo empeoraba todo.
En todo el camino pensó en alguna excusa, las palabras correctas para disculparse, pero no las hallaba.
Ahora las cosas serían más difíciles. ¿Cómo ocultar a Yuto de su vida? Era fácil cuando no estaba en japón, pues solo lo excluía de su relato, pero ahora él podría verlo, notar la tensión en su cuerpo si Yuto se presentaba ante ellos. Además del hecho que Inoo le dijese algo.

Cuando el taxi se estacionó frente a su casa aguardó unos segundos antes de bajar. Hubiese deseado que su llegada fuese silenciosa e invisible, pero en cuanto el portero le vio bajar del taxi no tardó en salir para ayudarle con la maleta, acompañándole todo el camino hasta entrar a la casa y que alguien más se hiciera cargo de la maleta antes de regresar a la portería. Las sirvientas corrían a preparar las cosas y tener al hijo mayor de los Yamada cómodo. Y aunque deseara encerrarse en su habitación aquello no podía ser.

Caminó tenso al lugar donde él se encontraba, viendo su ancha espalda y tan alto como la última vez que le vio. Cuando el tipo volteó notó aquella expresión molesta, bajando inmediatamente la propia.

-Takaki... -el nombrado caminó en su dirección. Aquel refinado caminar, el sonido perfecto de sus zapatos pisar la alfombra hacían a su corazón acelerarse del miedo.

-Ya que no regresabas me tomé la molestía de venir por ti -Sabía que las cosas irían empeorando de acuerdo a sus palabras- Pero al llegar aquí me encuentro con tu ausencia -Su tono de voz cambió, haciendole saber que estaba sonriendo de molestia- Y para alargar más mi estadía aquí me dicen que estás en un viaje con tus amigos -la última palabra fue susurrada muy cerca de su oreja, causarle un escalofrío.

Él ya lo sabía.

Las cosas serían fáciles si Takaki no fuese Takaki, si no fuese el heredero de una empresa Hotelera tanto dentro como fuera de japón, si sus padres no fuesen socios, pero por sobretodo si Takaki no fuese la persona que le aseguró su estadía en Estados Unidos.

-Le pedí a Inoo que vinivera a ver qué tando hacías, y al parecer te divertías mucho sin decirme nada.

-Pensaba regresar después del viaje -Dijo con miedo.

-¿En dos semanas más? -su silencio molestó más al mayor- ¿Quién es Nakajima Yuto? -El miedo se apoderó de su cuerpo, abriendo enormemente sus ojos . No quería que él lo supiera. Las cosas entre Yuto y él empeorarían mucho más si Takaki interfería, pero el no hacer lo que el mayor quería podía llevar el negocio de su familia a la quiebra- ¿No me lo dirás?

Intentó reaccionar, intentó hacer hasta lo imposible, regresar a la actitud sumisa pero atrevida que en un pasado tenía, dejando atrás aquella personalidad que Yuto había creado en él.
Y como si su cuerpo se moviera opuesto a sus pensamientos, levantó los brazos hasta rodear aquel cuello, haciendo sonreír al mayor.

-Es alguien sin importancia. Sabes que mis padres tienen negocios con otras familias y que debo llevarme bien con sus hijos -Aunque su comportamiento tomara aquel curso por dentro temblaba del miedo.

Ahora comprendía que había sido lo mejor cuando Yuto le vio besarse con Inoo, porque si aún estuvieran juntos todo sería más difícil, y si Inoo no hubiera llegado a ése viaje, Takaki estaría demasiado molesto con él, tanto que en este momento no estaría mostrandole una sonrisa satisfactoria, a pesar de que sabía que mentía.

Si la conversación seguía ése curso no sabría cómo solucionar las cosas, por lo que se acercó a esos labios, sintiendo un rechazo que jamás sintió y todo por tener aún presente los labios de Yuto en el beso de la noche anterior, pero cuando Takaki correspondió el fracasado beso se perdió en el movimiento de su lengua.

4 comentarios:

dalia801 dijo...

Woo ¿Qué pasara con yamada? ¿Qué hara yuya?, los sentimientos de yuto T.T . Gracias por continuarlo ¡me encanta!, tengo muchas ganas de leer lo que pasara despues.

Sakura Uchiha dijo...

Kyaaaa!!!! Te amoooo gracias por darme continuacion de este fic ya lo esperaba con ansias de verdad que sieempre he estado al pendiente por ver si lo actualizas y hoy por fin que lo veo actualizado soy felizzzzz espero contiioo quiero saber que pasaraaaaaa YAmadaaa ya no quiere a Yuyaaaa!!!! >< porque tuvo que regresar; 3; contiii

Yuki Neko dijo...

Hola! Yuki-chan Gracias por darme continuacion de este bello
fanfic
la he esperado mucho T__T es uno de mis
fanfics favoritos! amo mucho como
es Yamada y Yuto sus personalidades son tan >...<
Geniales! me gusta la forma en que ha
ido avanzando la historia y ahora que Yuya ha regresado
me pregunto que pasara con su relacion :c
no quiero que se separen por afavor dame una
cntinuacion! y animo no dejes de escribir nwn
esperaremos pacientemente :´D gracias por compartilo

Paoo Inoue dijo...

:'( Odio a Takaki en este fic. ¿Por qué tiene que arruinarlo todo?
Entiendo el miedo de Ryosuke y obviamente el enojo de Yuto, pero Ryo tiene que decir lo que le pasó, si no lo dice jamás será feliz

Publicar un comentario

¿Qué piensas sobre lo que escribí? D:
Comenta, me gusta saber lo que piensas. ♥~

Copyright © 2011 YuukiNii's Fics ♥. Designed by MakeQuick, blogger theme by Blog and Web | Posts RSS | Comments RSS